GYO Blog

Emprender no es como lo pinta Hollywood

Jamás podrá medirse con exactitud el impacto negativo que pueden haber llegado a tener ciertos documentales y películas que tratan los inicios de las grandes y exitosas empresas digitales en el emprendimiento. El problema no son los artistas ni creadores de documentales, ellos hacen su trabajo y en mi opinión lo hacen extraordinariamente bien. El problema real está en la mala interpretación que se hace de ellos.

Cinema Banners 1

5 minutos o menos duran las escenas más devastadoras sobre los momentos más difíciles que enfrentó Steve Jobs durante toda su carrera, solo 5 minutos en una película de un par de horas. No necesariamente hay que hacer una película dramática y conmovedora, pero si valdría la pena que los jóvenes emprendedores fueran guiados en la interpretación del verdadero sentido de seguir a este referente de la innovación.

Market analysisEmprender es un proceso bastante rudo, te enfrentas de entrada a ti mismo, a tus miedos, a tus paradigmas y en la experiencia de la mayoría, a las personas más cercanas que proyectan sus propios miedos sobre los escenarios de fracaso a los que te podrás enfrentar. Aún y cuando superas esta etapa inicial, las cosas no serán color de rosa pronto, el día a día es un reto lleno de nuevos objetivos y obstáculos, se requiere una determinación inquebrantable y una disciplina férrea para no detenerse jamás.

El reto esta entonces en cómo enseñarle a los jóvenes emprendedores que la vida no será como estas películas que ven, muchas personas con las que he trabajado creen incluso “injusto” la manera como “casualmente” Jobs se tropezó un día con un iPod y esperan ansiosamente tener esta misma clase de “suerte” algún día, nadie entenderá jamás el proceso complejo, lleno de retos, obstáculos y fracasos (lecciones) que llevaron a este hombre y su equipo a revolucionar toda una industria. En las películas, como debe ser, el personaje va evolucionando de manera ascendente, como héroe de su propia historia empieza en un punto inicial con un camino lleno de promesas por recorrer, y pronto, poco a poco asciende en un proceso evolutivo hasta llegar al éxito total que todos reconocemos de la vida real. Hay una diferencia fundamental, en la vida y en la experiencia de los emprendedores, esto no sucede así, si trazáramos el camino se vería más como una espiral que sube y baja, avanza y retrocede con cada éxito y fracaso y que finalmente se estabiliza y crece.

01En mi experiencia, muchos jóvenes emprendedores con los que me ha tocado trabajar, viven sus vidas como si fuera una película, pronto se enfrentan al desengaño, no encuentran su éxito tan rápido como esperaban, parece que nada les sale bien y por lo tanto llegan a conclusiones erróneas sobre su propia incapacidad de seguir adelante. Nadie se sienta a considerar que aquellas películas que vemos en 120 minutos en el cine resumen años (en realidad décadas) de trabajo, esfuerzos, disciplina, errores, frustraciones, tristezas y finalmente también alegrías y logros.

Los mentores del emprendimiento deben tener en cuenta que enseñar a los jóvenes que sus procesos no serán en ascendencia absoluta, que no todas las soluciones se presentarán “justo cuando más la necesitaban” con un personaje nuevo que aparece en escena sin contexto, y que diariamente se enfrentarán a sí mismos y a su voluntad de seguir adelante. Esta será la base sólida para sustentar sus futuros procesos. Los emprendedores exitosos que vemos en la pantalla grande son fuente de inspiración, pero no debe en ningún momento ignorarse en camino duro que ellos recorrieron y que con valentía superaron y que queda resumido a unos cuantos minutos, es allí, en esas escenas donde se encuentra el verdadero tesoro de sus historias.

Categories:   Emprendimiento

Comments